TERAPIA CENTRADA EN SOLUCIONES

HISTORIA

Un filósofo nortemericano, Steve de Shazer, y su pareja, Insoo Kim Berg, una asistente social de origen coreano, proponen en Estados Unidos en los años 70 la Terapia Centrada en Soluciones (TCS). Ellos diseñan un modelo de intervención con técnicas específicas para trabajar con “lo que ya funciona”, las soluciones eficaces que los usuarios han empezado a poner en marcha antes de venir a consulta.

LA PERSONA

La TCS asume los postulados básicos de la Teoría General de los Sistemas y de la Teoría de la Comunicación humana. Además se inscribe en una visión construccionista de la psicoterapia y muchos terapeutas centrados en soluciones asumen también una visión narrativa de las personas y la terapia (plasmamos nuestras interpretaciones de la realidad en relatos).

De Shazer recupera para la psicoterapia la visión positiva de los seres humanos:

  • Todas las personas tienen areas de competencia.
  • Las personas son responsables de su propia vida y por tanto son los protagonistas del su propio cambio.
  • Los humanos estamos diseñados para establecer metas y ponernos en marcha para conseguirlas.
  • Cada persona es única e irrepetible..

Un corto muy interesante que para ejemplificar la visión que la TCS tiene sobre la persona es "El circo de la mariposa".

 

PATOLOGÍA

La TCS es anti-normativa: hay muchas formas posibles de ser y de vivir, y la psicología no puede ejercer un papel estandarizador decidiendo lo que se considera o no sano. La presencia de sufrimiento es el gran indicador de que existe un problema.

Asume la filosofía estratégia sobre el origen de los problemas: suelen aparecer asociados a transiciones vitales o crisis inesperadas, empiezan a existir cuando alguien los etiqueta como tales, pone en marcha intentos de solución que no funcionan y los mantiene en el tiempo a pesar de su ineficacia.

Gloria y Pilar han decidido hacer su propio resumen del modelo, contado y cantado. ¡Gracias a las dos!

INTERVENCIÓN

La filosofía básica de la intervención TCS es muy simple, la entiende hasta una niña de tres años y te la explica en el siguiente video.

OBJETIVOS

Al igual que en el MRI, el objetivo de la terapia para la TCS es resolver los problemas, y no necesariamente cambiar a las personas.

El compromiso de la TCS es ayudar a las personas a alcanzar sus metas, usando para ello sus iniciativas de afrontamiento exitosas y sus recursos personales

 

EL TERAPEUTA TCS

El terapeuta asume una posición de facilitador en un proceso en que los usuarios son los verdaderos protagonistas.

Trabaja desde una posición de ignorancia, de no saber lo que es bueno o malo para la gente, y de curiosidad empática por la vida de las personas. Su cualidad fundamental es la capacidad de ajustarse a diferentes personas con diferentes problemas.

 

EL PROCESO TERAPÉUTICO

La TCS comparte la visión estratégica del proceso terapéutico: no son necesarios tratamientos pautados con un número de sesiones fijas y un tiempo preestablecido de antemano entre consulta y consulta. Cada sesión es una oportunidad para el cambio, y los clientes usarán sólo las que necesiten.

 

En el video de arriba tienes una animada explicación de como se trabaja en TCS.

LAS TÉCNICAS

Las aportaciones más originales de la TCS son sus técnicas para negociar objetivos y para ampliar avances. Pero además de las técnicas concretas  el  modelo le da mucha importancia a cómo el terapeuta usa el lenguaje para crear nuevos significados y al diseño de intervenciones.

  • La técnica de proyección al futuro para negociar objetivos: el profesional suele pedir a los usuarios que imaginen un futuro próximo, en el que ya han desaparecido todos los problemas que les han llevado a la consulta. La formulación más clásica de las preguntas de proyección al futuro es la “pregunta milagro”. 
  • La búsqueda de avances o excepciones: aquellos momentos en los que las cosas funcionan bien y el problema no se produce. El terapeuta les saca partido haciendo preguntas como: ¿qué es diferente que ayuda a que las cosas funcionen?, ¿qué hace cada uno distinto y qué impacto tiene eso sobre el resto de las personas?
  • El uso de escalas como la escala de avance: “en una escala de 1 a 10, en la que 1 significaría que las cosas durante la última semana han estado peor que nunca, y 10 que el problema está completamente resuelto, entre 1 y 10 ¿cómo evaluarías el estado del problema en la última semana?”.
  • El lenguaje del cambio: el terapeuta centrado en soluciones puede usar  el lenguaje para crear expectativas de cambio, lo que se conoce como lenguaje presuposicional (“¿en que vas a notar que tu esposa se vuelve a interesar por ti?”). Puede utilizar preguntas para deconstruir significados, o usar el debate socrático para cuestionar puntos de vista de los clientes.
  • El diseño de intervenciones: hay tareas para trabajar con objetivos, tareas para facilitar excepciones y todo tipo de tareas ajustadas a cada persona y momento para ayudar a mantener los avances en marcha.
  • Técnicas complementarias: ya hemos dicho que la TCS es una derivación del modelo MRI, por eso muchos terapeutas hacen compatibles ambos enfoques. Trabajan preferentemente con lo que ya está funcionando, pero pueden utilizar técnicas o tareas estratégicas para ayudar a acelerar el proceso terapéutico.

La TCS habla de recursos y cambios, de competencias y creatividad. Escucha esta canción de Silvia Perez Cruz. La letra es un poema de Gacía Lorca, la música es de Leonard Cohen, Silvia es catalana y canta con aires de Andalucía. No sé si servirá par encontrar soluciones, pero si te dejas llevar seguro que te conmueve.

"Si puedieras confiar en mi, nunca es tarde". Pues eso que nunca es tarde para cambiar. Maldita Nerea te lo cuenta mejor que nadie.

Alberto Rodríguez Morejón
Licencia Creative Commons