TERAPIA ESTRUCTURAL

HISTORIA

La terapia estructural es una creación de Salvador Minuchin, un psiquiatra argentino afincado en los Estados Unidos. En su primera etapa trabaja en Nueva York en una institución que se encarga de atender a jóvenes latinos con problemas de delincuencia. Posteriormente dirige la Philadelphia Child Guidance Clinic donde colabora con Jay Haley, uno de los padres de la terapia estratégica, de ahí que ambos enfoques compartan muchos conceptos en común.

VISIÓN DE LA PERSONA

Minuchin asume las ideas básicas de la teoría general de los sistemas, y entiende que las relaciones entre humanos están basadas en patrones de interacción que se repiten. Pero va más allá a la hora de describir a la familias añadiendo el concepto de estructura familiar.

Estructura familiar

El conjunto de patrones de interacción habituales con los que se relacionan los miembros de una familia acaba creando su estructura familiar. Tres son los conceptos estructurales básicos:

  • Dentro de un sistema pueden existir divisiones o subsistemas: dos o más miembros que mantienen una relación de especial proximidad psicológica entre ellos.
  • Una alianza es una unión entre dos o más personas (para formar un subsistema) con una finalidad positiva. Cuando dos o más personas se unen contra un tercero, se habla de coalición.
  • En terapia estructural se conoce como límites al conjunto de reglas que regulan quién puede participar en un subsistema y con qué rol. Hay tres tipos: difusos, rígidos y claros.
    • Los límites difusos permiten un gran intercambio de información entre los miembros de un sistema. Los integrantes de la familia sienten el apoyo emocional de los demás, pero se les hace más difícil ser independientes.
    • En las familias con límites rígidos la información no circula, las personas se comunican poco entre sí. El resultado es que estas familias ofrecen poco apoyo emocional, la ventaja es que ello facilita la autonomía de sus integrantes.
    • Los límites claros serían el punto intermedio.

La distribución del poder en la familia

Para que un sistema funcione tiene que estar claramente establecido quién toma decisiones y quién asume responsabilidad sobre las distintas tareas.

 

El ciclo vital

Para los estructurales cada etapa del ciclo vital tiene sus demandas específicas, de forma que para entender los problemas que tiene una familia hay que tener en cuenta la etapa que están atravesando.

 

Lados fuertes

Todas las familias tienen posibilidades de actuación alternativas que ayudarían a resolver el problema, y están ahí, de manera que el terapeuta tiene que descubrirlas  y potenciarlas.

PATOLOGÍA

Una familia es disfuncional cuando su estructura le impide adaptarse a los cambios internos o externos.

Otro signo de posible disfuncionalidad es la existencia de coaliciones intergeneracionales que producen una distorsión en la estructura de poder de la familia.

Otra patología de las relaciones es la triangulación, sucede cuando dos personas de una familia, cada una por su parte, exigen a un tercero que se alíe con ellos contra el otro.

La presencia de jerarquías poco consistentes o una distribución poco clara de responsabilidades pueden ser causas estructurales de los problemas por los que consulta la familia.

INTERVENCIÓN

OBJETIVOS

Propiciar un cambio en la estructura familiar: conseguir unos límites claros entre los diferentes subsistemas, una alianza fuerte entre los padres que les permita tomar decisiones y repartir adecuadamente las responsabilidades entre los miembros de la familia.

 

EL TERAPEUTA

El estructural es un enfoque muy dirigido a provocar cambios dentro de las sesiones por lo que el terapeuta es muy directivo decidiendo lo que hay que hacer en cada momento y muy activo creando situaciones de cambio. 

PROCESO TERAPÉUTICO

Un tratamiento estructural tiene tres fases:

  1. Joining y acomodación.
  2. Evaluación de la estructura familiar:
    1. Exploración directa a través de preguntas:
      1. Momento del ciclo vital en el que están.
      2. Información sobre las familias de origen.
      3. Alianzas: ¿quién se lleva bien con quién?
      4. Límites: ¿quién cuenta qué cosas a quién?
      5. Jerarquía: ¿quién toma  decisiones en las distintas áreas?
    2. Observación de interacciones espontáneas en la sesión para analizar:
      • Cómo se distribuye la familia en la sala.
      • Cómo se comunican.
      • Qué tipo de interacciones se repiten sistemáticamente.

La terapia estructural utiliza un sistema para representar gráficamente límites y alianzas, el genograma familiar, y su creación, conjuntamente con la familia, puede convertirse en una herramienta diagnóstica muy interesante para el terapeuta.

  1. Fase de intervención donde se ponen en marcha todas las técnicas de cambio.

TÉCNICAS

Un buen inicio del trabajo estructural es reformular el problema en términos relacionales.

El trabajo estructural se realiza en el “aquí y ahora”. Para ello el terapeuta favorece la aparición de interacciones problemáticas con las que trabajar (escenificación). Una vez que la secuencia problema se produce, el terapeuta la aprovecha para reestructurar límites y cambiar alianzas, modificar secuencias, y/o redistribuir poder.

Trazado de límites:

  • En consulta el terapeuta puede cambiar el espacio físico (cambiando de posición a las personas para alejarlas o acercarlas en función de los límites a trazar). Puede actuar sobre los turnos comunicativos bloqueando a unas personas mientras favorece que otras hablen, o recibir por separado a diferentes partes de la familia.
  • El trabajo en sesión se puede completar con tareas para casa.

Trabajo con la jerarquía:

  • En sesión, una técnica para redistribuir poder es el desequilibramiento: el terapeuta decide estratégicamente abandonar la neutralidad para hacer un apoyo fuerte a una persona o subsistema.
  • De nuevo se puede completar con tareas para casa.

Trabajo con secuencias problema utilizando maniobras como:

  • Poner de manifiesto la circularidad para bloquear la secuencia.
  • Introducir algún cambio en la secuencia.
  • Señalar secuencias alternativas que sí funcionan.
  • Pedir tareas de ruptura de la secuencia para casa.

Trabajo con las creencias: al mismo tiempo que facilita cambios estructurales e interaccionales, el terapeuta trata de modificar las visiones de mundo que tienen los clientes.

El uso del lenguaje para facilitar y consolidad cambios. Los terapeutas estructurales son expertos en sacar partido a las situaciones claves de cambio, aumentando la intensidad del momento para hacerlo más relevante. Para ello cambian el tono de voz para potenciar emociones, repiten la misma idea varias veces, o usan metáforas para clarificar el mensaje.

Para ver un análisis de caso desde la perspectiva estructural pincha aquí.

 

Sientate y escucha la historia de familia de Demian Rice. Busca la letra, te lo recomendamos mucho.

Alberto Rodríguez Morejón
Licencia Creative Commons