LA TERAPIA RACIONAL EMOTIVA DE CONDUCTA DE ELLIS

BIOGRAFÍA

Albert Ellis nace en Pensilvania en una familia judía en 1913. Tiene una relación difícil con sus padres poco afectuosos y pasa hospitalizado largas temporadas.

Se gradúa en psicología clínica. En principio se interesa por el psicoanálisis, completa un análisis didáctico en el Instituto Karen Horney y llega a ejercer como psicoanalista. Insatisfecho con la lentitud del psicoanálisis desarrolla su propia terapia influenciado por filósofos como Spinoza o Epicteto y por terapeutas  como Alfred Adler, Karen Horney, Erich Fromm, H.S. Sullivan o Skinner.

LA PERSONA

La ida básica de la personalidad que tiene Ellis se resume en el esquema A-B-C:

  • (A) Acontecimientos activadores: situaciones ante las que el individuo debe dar respuesta, son hechos externos, o experiencias internas (emociones, pensamientos).
  • (B) Creencias: que se activan para interpretar el acontecimiento activador. Pueden ser racionales o irracionales.
  • (C) Consecuencias: son los resultados de las creencias que se activan. Pueden ser de tres tipos: emociones, conductas o creencias.
    • Cuando las creencias son racionales se activarán conductas apropiadas y emociones adecuadas que permitirán afrontar correctamente la situación.
    • Si las creencias son irracionales las conductas que se pondrán en marcha serán inapropiadas y las emociones inadecuadas.

Todos estos elementos son interaccionales: las conductas activan cogniciones y estas desencadenan emociones y nuevas conductas,

LA PATOLOGÍA

Los problemas psicológicos aparecen cuando las personas tienen patrones de pensamientos irracionales para interpretar el mundo, a sí mismos y los otros. 

Las ideas irracionales son peticiones dirigidas a la propia persona,  a los otros o el mundo, que tienen un carácter absoluto, son inflexibles y tienen carácter obligatorio,  los “debo”:

  1. Tengo que actuar bien y tengo que ganar la aprobación de todos.
  2. Todas las personas deben ser amables y justas conmigo; si no lo hacen, son despreciables y malosmerecen ser castigados.
  3. Las condiciones de mi vida deben ser absolutamente confortables y fáciles para que pueda conseguir lo que quiero sin mucho esfuerzo e incomodidad.

Estas exigencias absolutas y dogmáticas generan unas distorsiones cognitivas que están en la base de las creencias irracionales:

  1. Dramatización: enfatizar lo negativo.
  2.  Exagerar lo insoportable de la situación.
  3. Inutilidad: tendencia a condenarse, condenar a las personas o al mundo en general si no proporcionan al individuo lo que éste cree merecer.
  4. Sobregeneralización: tendencia a concluir desde unos pocos datos.
  5. Pensamiento absolutista: todo o nada, siempre o nunca.
  6. Perfeccionismo.
  7. Adivinación del porvenir.

INTERVENCIÓN

OBJETIVOS

Desarrollar un pensamiento racional, que sea flexible y probabilístico.

 

EL TERAPEUTA

Un terapeuta racional emotivo es un terapeuta empático y activo. También un modelo de racionalidad y didáctico a la hora de explicar a las personas.

 

TÉCNICAS

Debate socrático. Pasos:

  1. Identificar ideas irracionales y diferenciarlas de las racionales.
  2. Debatirlas:
  • Estrategias de disputa:
    • Empírica: ¿qué evidencia tienes de que esa idea es cierta?
    • Lógica: ¿es una conclusión lógica o es tu forma de ver las cosas así?
    • Pragmática: ¿dónde te lleva esta forma de ver las cosas?
  • Posiciones del terapeuta:
    • Socrático: el terapeuta ayuda a que el cliente saque sus propias conclusiones.
    • Didáctico: el terapeuta explica la irracionalidad de la idea y  ofrece visiones alternativas.
  1. Después de tomar conciencia de la irracionalidad se le invita a proponer alternativas más racionales.
  2. La última fase del tratamiento está dirigida a hacer más sólidas las nuevas creencias racionales usando técnicas como: reflexionar sobre las consecuencias positivas de las nuevas ideas, enfrentar las situaciones, usar auto-afirmaciones con las alternativas racionales.

Otras técnicas cognitivas:

  1. Análisis coste-beneficio de actividades de trabajo y ocio para tomar decisiones sobre qué cambiar y qué mantener.
  2. Modelado: pensar en personas a las que se admira por tener actitudes ante la vida que a ellos les gustaría imitar.
  3. Biblioterapia.
  4. Además se recomiendan métodos complementarios como el yoga, la meditación o el uso de técnicas de relajación.

Trabajo con aspectos emocionales:

  1. Imaginación racional-emotiva:
    1. Hacer que la persona imagine con mucho dramatismo un acontecimiento activador.
    2. Preguntarle qué emociones tiene en ese momento.
    3. Se le pide que mantenga la imagen de la situación pero que que cambie la emoción por otra más adecuada.
    4. Se le ayuda a ver que para cambiar una emoción necesitamos cambiar la valoración del acontecimiento activador.
  2. Ejercicios para vencer la vergüenza: el terapeuta elige con el cliente un ejercicio para realizar en la calle que el considere avergonzante, pero que no pueda resultar dañino para nadie.
  3. Utilización del humor y canciones racionales humorísticas.

Trabajar con aspectos conductuales: se puede usar cualquiera de las muchas técnicas de modificación de conducta: solución de problemas, entrenamiento en habilidades sociales, exposición y uso de recompensas y castigos.

Tareas para casa:

  • Auto-registros de creencias irracionales.
  • Tareas de comprobación de las evidencias.
  • Tareas de exposición a situaciones vergonzosas.
  • Convertir al usuario en maestro de TREC.
  • Grabar audios o videos debatiendo sus pensamientos irracionales.

Enlaces de interés

A Ellis le gustaba la irreverencia, las canciones para acabar con la vergüenza, darse permiso para portarse mal. En ese tema el experto es René de Calle 13: ¿y si nos portamos mal?, tanta psicoterpia y cosa seria. Dice que dan tratamiento a todos los psicólogos. Suena bien. ¡¡¡¡Vamo' a portarnos mal!!!! ¡Pórtate mal! A veces lo necesitamos.

Alberto Rodríguez Morejón
Licencia Creative Commons